El ser madre es una de las experiencias que la mujer desea vivir, es una vida intensa, llenas de emociones, de altibajos pero que te da grandes satisfacciones pues te avocas para formar a un ser que desde la concepción pertenece a ti y es uno contigo.

Pero todos los cambios internos y externos que implica tener a ese pequeño contigo pueden ser agobiante, por lo que terminas anteponiendo las necesidades del bebé a las tuyas. Y es así como tener un tiempo a solas o para planificar se ha vuelto cuesta arriba.

Por eso, la comprensión de los procesos por los que pasas es la base fundamental, por el padre del bebé y quienes la rodean, por lo menos los primeros meses de vida.

Es necesario para la madre tener un espacio de salud emocional donde conecte con el entorno. Los expertos  recomiendan salir con el niño aunque sea al parque, la playa o la montaña. Y por supuesto intentar llevar la vida social que se mantenía antes del nacimiento del bebé. Aunque a algunos sitios no se puede acudir con un recién nacido, sí se pueden hacer muchas actividades adaptadas a la familia.

5 sencillos tips para madres que necesitan tiempo para sí mismas:

  • Intenta mantener tus intereses y actividades;
  • Busca apoyo en familiares y amigos o en grupos de apoyo, (pueden ser madres que como
    tú están pasando por el mismo proceso y por ende podrán intercambiar experiencias).
  • ¡No olvides cuidarte! Tu estabilidad emocional es vital así que saca tiempo para cultivar tu
    imagen ya que eso te hará sentir mejor, por dentro y por fuera.
  • No te exijas demasiado: tu tiempo, tus obligaciones y tus responsabilidades pueden saturarte, recuerda que ya no cuentas con el mismo tiempo y que el ritmo para atender a todo es diferente; ten paciencia y disfruta.
  • Enfócate en vivir de forma tranquila, disfrutando cada etapa porque los bebés crecen muy rápido y podemos perdernos momentos únicos por estar siempre agobiados.

Tu salud emocional es más importante que todo lo demás.

Compartir

También te podría interesar