Los juegos y el bebé - Mundo Bebé

Jugar para tu bebé es establecer contacto con todo lo que lo rodea y a fortalecer de forma equilibrada su desarrollo intelectual afectivo y físico. A través del juego el bebé descubre y aprende. Para potenciar su evolución debemos conocer cuáles son los juguetes que más se adaptan a su edad, así tanto niños como padres podrán sacar mayor provecho de ellos.

Desde que nace y hasta los 6 meses el bebé observa los juguetes con mucho interés y todos sus sentidos están atentos. Juguetes para esta etapa como los sonajeros y las alfombras le harán sentir curiosidad por los sonidos, los colores y contrastes que aprende pronto a distinguir, los sigue con la mirada y cuando los alcanza agita, golpea, lanza y lleva a la boca.  La psicomotricidad  progresa, mejora la precisión de sus gestos y perfecciona la coordinación entre las manos y los ojos. Él a través de esta etapa tiene conciencia de sí mismo frente a otros objetos.

Luego hasta los 12 meses el centro de su acción es mamá que será su mejor juguete,  y toda la estimulación que ella y sus más allegados le dan. Él va expresando emociones  y descubriendo información sobre su cuerpo. Los juegos para fortalecer el equilibrio serán un entrenamiento ideal para aprender a caminar o a montar en bicicleta en el futuro.

Los juegos y la edad

Los juegos y canciones con movimientos repetitivos ponen a prueba su memoria y su capacidad de anticipación; así como los de encontrar a mamá o a papá. Cambiar de vez en cuando la rutina en el juego a un acontecimiento imprevisible, lo ayudará a entender sobre cambios y diferentes modos de accionar. Él estará además atento a tus expresiones faciales y aprenderá a interpretarlas y a comunicarse.  Eso será parte de entender que su comportamiento tiene un efecto sobre el entorno.

Desde los 36 meses, los niños introducen la ficción, la fantasía y la creatividad en el juego; así  los objetos pueden ser cualquier cosa, y él empieza a imitar roles sociales e interioriza otras maneras de hacer las cosas.

Los niños 5 a 7 años empieza a ser capaz de hacer construcciones con las herramientas necesarias, él construye lo que en ese momento le apetece, como un auto, una casa, una cama; donde hay una mayor capacidad mental.

A partir de los 7 años, el niño es plenamente consciente de la sociedad, de su entorno y de otros que son con él. En este caso él debe aceptar las reglas para integrarse. La primera forma en la que hace esto es iniciándose en actividades que exigen el cumplimiento de reglas (deportivas, de mesa, colectivas, etc) que comparte con otros niños.

El juego del bebé y del niño evoluciona a medida que éste va creciendo. Cuanto más desarrolladas están sus capacidades, el juego se va haciendo más sofisticado. De esta manera, el juego infantil será un indicador del nivel de desarrollo del bebé y del niño. Además, de una herramienta de aprendizaje esencial.

Compartir

También te podría interesar