En Mundo Bebé sabemos que desde la infancia, los niños aprenden el valor del ser orden, en esta tarea los mejores aliados son los sistemas de almacenamiento de uso fácil para que puedan recogerlo todo. Pero más allá del simple hecho de recoger, el orden impacta positivamente en la vida de los pequeños a futuro.

El caos produce nerviosismo y dificulta la tarea de encontrar las cosas. Si mantienes todo en orden se transmite calma, favorece la concentración y ayuda a pensar.

Si los padres son quienes siempre ordenan y recogen los juguetes o la habitación de sus hijos éstos se acostumbrarán y más adelante, durante la adolescencia será mucho más difícil conseguir que sea ordenado.

Consejos para lograr que los niños sean ordenados

Estas son algunas ideas que ayudarán a que tus hijos aprendan a organizar:

  1. Educa con el ejemplo. Si tus cosas están ordenadas, mantienes un orden general en la casa, al niño le será costumbre y por ende más fácil aprender que cada cosa tiene su sitio.
  2. Ayúdale a ordenar. No es solo pedir que guarde sus cosas, es necesario acompañarlo en el proceso y enseñarle dónde ha de guardar sus cosas para poder encontrarlas cuando quiera volver a jugar.
  3. Sé muy concreta en tus indicaciones. “Ordena tu cuarto, por favor” es un mensaje muy poco preciso. Frases como “guarda los juguetes en el baúl” o “echa la ropa sucia en la cesta” denotan mucha más exactitud
  4. Hazlo divertido. Asocia la labor de ordenar con una acción divertida como cantar o jugar para que se le haga más sencillo y menos tedioso.
  5. Aplica el orden a todas sus pertenencias: zapatos, ropa, accesorios. Enséñale dónde va cada prenda en su ropero para que cuando la quiera usar la encuentre fácilmente.
  6. Dale libertad durante sus juegos. No le pidas que recoja cada juguete antes de sacar otro. Es normal que tu hijo juegue en desorden, necesita sentirse libre en sus actividades. Cuando llegue el momento de recoger, no le obligues a desmontar eso que ha montado con esfuerzo.
  7. Felicita a tu hijo a medida que se vaya haciendo más ordenado, cuidadoso y responsable. Tus muestras de alegría y aprobación fomentarán una actitud positiva para su vida y sus aprendizajes escolares.

Trabaja con tu niño desde pequeño a tener su habitación perfectamente ordenada, podrá aprender a dejar las cosas en su sitio, después de usarlas.

Compartir

También te podría interesar

Deja un comentario